viernes, 18 de septiembre de 2015

Las ganas de aprender no encuentran obstáculo: los "niños del cable"


DAISY CRUZA EL RÍO


      
"... Observen esta imagen.


Se podría pensar que se trata de una niña que ha ido a Port Aventura y que se prepara para realizar una de tantas ofertas divertidas que allí se ofrecen. Podría ser, por tanto, una niña de cualquiera de nuestros centros. Aunque si se mira bien la imagen, puede que les llame la atención que tenga una mochila colgada al hombro -quizá lleve ahí la consabida botella de agua y el bocadillo-. Pero si se observa con más detalle se verá que lleva delante un extraño bulto cuya presencia no resulta tan fácil de explicar como la mochila.
Y es que el bulto que lleva delante no es otra cosa que el hermano de Daisy, que así se llama la niña, metido en un saco. Deslizarse por ese cable les permitirá cruzar esa enorme garganta del río y llegar así a la escuela que se encuentra en la otra orilla. 
Estas impresionantes imágenes fueron tomadas y dadas a conocer por Christop Otto, un comprometido fotógrafo profesional que ha pasado varios años en Iberoamérica, y estas imágenes, en concreto, son de Colombia. Creo que ningún docente puede quedar indiferente ante una situación como esa.


"... a mí me gustaría saber qué se va a hacer para ayudar a cruzar el río a Daisy y a su hermano, pero no sólo el río físico, sino el río turbulento de la ignorancia y la incultura. Qué se va a hacer para que crucen el río y pasen a la otra orilla del saber y del desarrollo como personas".

Fragmento de Reflexiones y retos en educación matemática, conferencia plenaria en la apertura de las X Jornadas para el Aprendizaje y Enseñanza de las Matemáticas (Zaragoza, 07/09/2002)

Luis Balbuena


Las ganas de aprender no encuentran obstáculo: los "niños del cable" en Colombia



Es una historia conmovedora sobre como unos niños campesinos de muy bajos recursos deben "arriesgar" su vida todos los dias para poder ir a estudiar.

Interesante vídeo para los niños y jóvenes que no estan motivados para ir a la escuela. Sí, es habitual que nuestros menores al ser despertados por las mañanas, no muestren demasiado interés por acudir a sus centros educativos; hay que estar permanentemente añadiendo motivaciones extra e incentivos de toda clase. Sin embargo, hay un grupos de alumnos colombianos, los niños del cable, que saltan todas las mañanas de la cama deseosos de marchar a clase:

Esta cronica fue realizada por Guillermo Larrota "Pirry" para el Canal RCN de Colombia.
Cuenta la historia de unos niños que viven a menos de 2 horas de la capital de Colombia, Bogotá y que para ir a estudiar tienen que arriesgar sus vidas diariamente por ir al colegio. Prácticamente estos chiquitos, tienen que pasar por un cable de 800 metros de largo y 200 metros de altura con nada mas que arneses improvisados, una polea oxidada y un rústico freno de mano.

Esta fué de las primeras crónicas del “Pirry”, la cual le abrió las puertas para los grandes documentales realizados por el, que hoy muchos conocemos y han sido premiados en todo el mundo.

El presentador que abre el programa es Luis Eduardo Diaz, un humilde lustrabotas q llego a ser consejal de Bogota.



Daisy, Claudia, Jamir y Jhon Freddy tienen edades que oscilan entre los 7 y 11 años de edad y son catalogados “los niños del cable”. No precisamente porque pasen todo el día viendo “Discovery Kids”, sino porque para llegar a su escuelita rural tienen que descender por un cable de acero, en un trayecto de 800 metros de largo, a una altura de 200 metros, solo con la ayuda de unas desgastadas poleas y unas improvisadas y poco resistentes cuerdas. El descenso a toda velocidad dura entre 30 y 40 segundos y al llegar al final del cable frenan con una horqueta de palo. Para regresar a casa después de clases deben subir un cerro y volver por otro cable que los lleva de nuevo al puente. Obviamente estos niños no tienen la más mínima conciencia del peligro que corren diariamente al hacer ese recorrido sin los equipos necesarios, o por lo menos , el deseo de aprender les hace obviar (con algún tipo de valentía sobrenatural) el hecho de que si se rompe la cuerda que los sujeta, o si se tranca la polea, pueden caer al vacío.

1 comentario:

  1. +HOla Paco: Soy Ana Tapia y te felicito por el enorme potencial que has puesto en nuestras manos con tu blog y tu esfuerzo. Estamos ahora en la clase de informática y los chavales están cacharreando por un montón de actividades que les he propuesto. UN saludo y enhorabuena

    ResponderEliminar