miércoles, 8 de febrero de 2012

'Mamá, las matemáticas molan'

Alumnos durante una clase de Aloha. | M. R.

  • El programa Aloha utiliza el ábaco para la enseñanza de la aritmética mental
  • Ya hay 70 centros repartidos por toda España aunque su sede está en Palma
  • Nació en Malasia en el año 1993
Manuela Reyes

Inglés, fútbol, ballet, teatro musical, tenis, natación, patinaje...

Las actividades extraescolares llenan de citas las agendas de los niños. En menos de diez años, el panorama escolar ha cambiado. Quienes son padres y jóvenes ahora recuerdan con añoranza las idas y venidas solos desde el colegio a casa y viceversa e, incluso, las meriendas a base de tostadas y vasos de leche, antesala del rato de ocio junto a los amigos en la calle.

Hoy, la rutina es otra. Los días de los pequeños vuelan entre su jornada escolar y las extraescolares elegidas cuando septiembre empiezan a acortarse los días. Hay quienes optan por actividades deportivas y hay otros que prefieren el entrenamiento del cerebro. Son aquellos que eligen programas como el de Aloha Mental Aritmethic, que utiliza el ábaco como instrumento para la enseñanza de la aritmética mental.



¿Aritmética, matemática, cálculo? A primera vista, estas palabras son sinónimo de aburrimiento para los pequeños. Sin embargo, Aloha usa un método basado en el aprendizaje y estimulación del cerebro pero también en la diversión. "Todos tenemos unas habilidades mentales que normalmente no entrenamos. Corresponden al hemisferio derecho del cerebro. Las clases de Aloha estimulan esa zona cerebral", detalla María José Lluy, coordinadora de profesores de Aloha Mallorca.

Las clases se dividen en dos ciclos que comprenden desde los 4 hasta los 13 años
Lo curioso de este programa es su método. Sólo utiliza un ábaco como herramienta de trabajo. "Al principio piensan que es un juguete pero a medida que se avanza en la materia se dan cuenta de su gran utilidad", explica Lluy. Las clases se dividen en dos ciclos quecomprenden desde los 4 hasta los 13 años.






Chus Blasco es una de las primeras madres mallorquinas que optó por este programa. "Mi hijo va ya por el tercer año. Cuando lo escuchamos en el colegio no sabíamos de qué se trataba. Vinieron a explicarlo y nos convenció los beneficios que aportaba. Probamos y ahí sigue todavía", afirma. Su hijo, Luis Roselló, es alumno del colegio Santa Teresa en Marratxí, el primero del país en impartir clases de Aloha.
Hasta el momento, la mamá de Luis está "muy contenta" y asegura que ya ha notado los cambios. "Cuando lo apunté al programa de Aloha, también lo hice en otras actividades pero con el tiempo lo he quitado porque para mí es fundamental que mi hijo esté feliz y le motive lo que hace. Lo sorprendente es que aunque es cálculo mental, Luis siempre dice que es su actividad favorita. Tanto es así que él se lo toma como un juego y noto sus avances en otras asignaturas y, sobre todo, a la hora de concentrarse", concreta Chus.
Aloha cuenta ya con 70 centros repartidos por toda la geografía española aunque su sede está en Palma. De momento, este método internacional nacido en Malasia en 1993 crece en número de alumnos
Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada