miércoles, 10 de septiembre de 2014

Marcus du Sautoy hace de la matemáticas algo divertido y útil

Este catedrático de Oxford rompe cualquier tópico. Todo un showman de la televisión, hace de las matemáticas algo divertido y útil

Los matemáticos no son generalmente muy conocidos, a no ser que sean rusos, huraños hasta la misantropía y rechacen premios millonarios. Pero el británico Marcus du Sautoy, catedrático de Oxford, es afable, simpático, de risa fácil y muy popular en su país por atrapar la atención de millones de espectadores de la BBC con sus historias de números, ecuaciones y paradojas. Autor superventas con «La música de los números primos» (Acantilado), ha visitado Madrid para hablar de los límites de las matemáticas en el conocimiento, dentro de un ciclo científico que organiza la Fundación Banco Santander. Quedamos en el número 92 de una calle y solo eso ya da mucho juego...
-Me hubiera gustado verle en un lugar con uno de los números primos, que le apasionan, pero nos ha tocado este tan aburrido... ¿Es usted muy obsesivo con buscar números en la vida cotidiana?
-(Risas) Sí, esto es lo que hace un matemático, analizar el mundo que le rodea y tratar de descubrir estructuras y modelos, es inevitable... Pero, mire, hay una anécdota muy interesante sobre el significado de los números.
-Cuente...
-El matemático indio Ramanujan estaba postrado en la cama a punto de morir cuando recibió la visita de otro matemático, que le dijo que había llegado en un taxi con una matrícula muy aburrida, la 1729. Ramanujan, sin embargo, adivinó qué hace ese número especial: consiguió sacar dos fórmulas para desglosarlo con cifras elevadas al cubo (9 al cubo + 10 al cubo y 12 al cubo + 1 al cubo). Es el número más pequeño que permite esta posibilidad de dos combinaciones. Todos los números tienen algo que los hace interesantes. Al 92 seguramente también le encontremos algo...
-Quizá pueda decírmelo al final...
-Ya lo he descubierto... El 92 se puede desglosar en tres números primos que son 23 x 2 x 2, y el 23 me gusta mucho porque es el que tenía Beckham cuando entró en el Real Madrid.
-¡Vaya! Y esto, además de un juego de agilidad mental, ¿tiene muchas aplicaciones prácticas?
-Sin duda. Por ejemplo, esto se utiliza en criptografía, para garantizar la seguridad en muchos aspectos de la vida. En un banco se realizan transacciones constantemente, que se basan en averiguaciones y descubrimientos que han hecho matemáticos previamente.
-¿Por qué le entusiasman tanto los números primos?
-Porque son como el hidrógeno y el oxígeno de las matemáticas, los átomos a partir de los cuales se forma el resto de las moléculas, y constituyen la base de la aritmética. Además, las matemáticas son la ciencia de la búsqueda de patrones, y la secuencia de los números primos no parece seguir ninguno, lo que los convierte en un reto muy difícil. Suponen un misterio.
-Hace poco han descubierto el número primo más grande...
-Se sabe desde hace más de dos mil años que los números primos son infinitos, pero ese al que se refiere es el más alto. Tiene más de 17 millones de dígitos. Si tuviera que leerlo tardaría dos meses, y si usted tuviera que escribirlo, posiblemente ocuparía todo el periódico.
-¿Hasta qué punto gobiernan las matemáticas nuestras vidas?
-Un matemático francés del siglo XIX, Laplace, decía que si conociéramos cada molécula del Universo y supiéramos cómo funciona todas, a qué ecuaciones responden, podríamos predecirlo todo: el pasado, el presente, el futuro... Pero a principios del XX descubrimos que cualquier pequeño cambio en las condiciones de una molécula puede suponer otros cambios mayores en las que la rodean. Por ese motivo, por ejemplo, es tan difícil predecir el tiempo. Sabemos las ecuaciones de la meteorología, pero un pequeño cambio puede suponer un resultado completamente diferente.
-En su último libro, «Los misterios de los númerós», dice que las matemáticas pueden hacerte ganar mucho dinero en el juego.
-Los casinos utilizan las matemáticas todo el tiempo para no perder dinero a la larga. En cuanto a la suerte, cuando uno tira los dados o una moneda al aire, puede utilizar los análisis matemáticos para saber qué resultado va a salir. Cuando jugamos al Monopoly, sabemos que el 7 es la cifra que puede salir más habitualmente, y podemos utilizar esta teoría de la probabilidad para tener ventaja en el juego. Las matemáticas nos dan la mayor información posible para hacer predicciones. Por eso muchos matemáticos trabajan en bancos y bolsas.
-No queda más remedio que preguntarle por una solución a la crisis...
-(Risas). Las matemáticas son la mejor herramienta para entender lo que ocurre y saber cuál es la mejor manera de salir de la crisis, pero no pueden decir exactamente qué es lo que hay que hacer.
-¿Cree que las matemáticas nos permitirán entender el Universo algún día como si fuera un gran sudoku?
-Soy un optimista. Sí, llegará un día en que podremos comprender el Universo como un gran sudoku y entenderemos todos esos números que lo forman. El Universo es lógico, con orden y con modelos, que a veces son misteriosos, pero con la física y las matemáticas se van a encontrar soluciones que expliquen su funcionamiento. En mi opinión, adivinar el futuro del Universo incluso puede ser más fácil que conocer su origen.
-¿Cuál es el mayor desafío matemático de este siglo?
-Hay siete grandes problemas, los problemas del Milenio -uno, la conjetura de Poincaré, ya fue resuelto por Perelman-, y para mí el mayor desafío son los números primos. También son muy importantes las soluciones matemáticas a la Física. Hace poco se halló el bosón de Higgs, y pueden ser cruciales para saber qué más hay ahí.
-¿Qué enigma le gustaría solucionar?
-El problema de las simetrías, en el que he trabajado más de diez años. Es un reto muy emocionante y alcanzable. Puedo descubrir una simetría que otros ojos no hayan visto todavía. Esa simetría será inmortal y vivirá para siempre.

Fuente: http://www.abc.es/ciencia/20130414/abci-entrevista-matematico-sautoy-201304131946.html

Demuestran la belleza de las matemáticas

Las ecuaciones «hermosas» provocan una respuesta en la misma región del cerebro que reacciona frente a otros estímulos sensoriales

Demuestran que las matemáticas son tan bellas como el arte o la música
ARCHIVO
Albert Einstein y su famosa fórmula
Los científicos lo llevan diciendo mucho tiempo: las matemáticas encierran en su interior una gran belleza, que puede ser comparable a la de la música o el arte. Ahora, un grupo de investigadores de Inglaterra y Escocia ha logrado, por primera vez, demostrar científicamente la exactitud de esa afirmación. Y es que, a pesar de su naturaleza abstracta, la belleza de las matemáticas provoca una respuesta cerebral en la misma región que reacciona frente a los más diversos estímulos sensoriales.
Para llevar a cabo su trabajo, los investigadores pidieron a 15matemáticos que observaran con atención una serie de 60 ecuaciones, y que las votaran en una escala que iba desde el -5 para las que consideraran más feas hasta el +5 para las más bellas. Después escanearon a los sujetos y obtuvieron imágenes de sus cerebros por resonancia magnética al mismo tiempo que se les volvían a mostrar las ecuaciones.
La investigación reveló que comprender lo que significa la ecuación es necesario, pero no suficiente, para considerarla bella. De hecho, algunas de las fórmulas de la lista eran perfectamente comprendidas por todos los participantes, pero no fueron consideradas hermosas por ninguno de ellos.
Esta distinción permitió a los investigadores separar la actividad cerebral relacionada con la comprensión de la que se produce al "sentir" la belleza. Esta última, en efecto, tiene lugar en una zona llamadacorteza orbitofrontal media, situada justo detrás de los globos oculares y donde se integran las experiencias sensoriales, las emociones y la toma de decisiones.
Estudios anteriores habían mostrado que este área concreta se muestra muy activa cuando los sujetos estudiados ven u oyen algo (por ejemplo, arte o música), que ellos perciben como hermoso.

Crear como un compositor

La belleza, sin embargo, es un concepto que puede resultar engañoso para los investigadores que intentan desentrañar sus misterios, debido a su carácter fuertemente subjetivo: lo que es bello para unos puede no serlo para otros. Semir Zeki, neurocirujano y autor principal del estudio, considera que esta capacidad de considerar bellas a las matemáticas podría ser parte de una profunda conexión entre el cerebro humano y el mundo natural que nos rodea.
Para Zeki, en efecto, el hecho de que "hallamos evolucionado en este Universo", puede significar que "la experiencia de la belleza podría ser como un puntero que apunta directamente hacia las verdades acerca del Universo".
Muchos matemáticos -prosigue el investigador- aseguran que se esfuerzan en hacer ecuaciones bellas de la misma forma en que un compositor o un pintor haría con sus creaciones". Y ese esfuerzo por conseguir algo bello ha llevado, según Zeki, a lograr resultados increíbles: "Relegar la belleza al estudio del arte y dejar fuera a la Ciencia ya no es justificable".
Fuente: http://www.abc.es/ciencia/20140908/abci-demuestran-matematicas-bellas-como-201409072044.html